En directo: Presentación del libro “Hablemos del suicidio”

IMG_20181010_182403.jpg
El aula 2 de FCOM durante la presentación del libro                            Foto: Iñigo Ruiz
  • El autor, Gabriel González, es periodista de sucesos y tribunales en el Diario de Navarra.
  • Un aspecto importante para prevenir el suicidio es “hablar, pero hablar bien”.
  • Dar voz a las personas que han perdido a un familiar puede ser un factor de protección muy importante.

18:33 | Termina la presentación del libro “Hablemos del suicidio: pautas y reflexiones para abordar este tema en los medios” con el aplauso de todos los asistentes.

18:28 | Gabriel explica que una de las cosas que hace en su libro es extrapolar las estrategias de comunicación que se siguieron en materias de tráfico y las de violencia de género a la prevención del suicidio. En el caso del tráfico, hace unos años en España había alrededor de 4.000 muertos cuando hoy en día no llegan a mil. Gabriel explica que esto se produjo gracias a las campañas e informaciones específicas en el uso del cinturón, en la velocidad o en no conducir después de haber consumido alcohol. Las campañas incidían en los puntos negros que hacían que las víctimas por accidentes de tráfico aumentaran. “Con el suicidio podemos hacer lo mismo, podemos hacer informaciones y campañas sobre la salud mental, sobre la depresión, sobre la soledad o sobre el abuso de sustancias”, afirma. Para terminar la conferencia, explica que lo que se pregunta en su libro es si se puede hablar del suicidio para eliminar el tabú, para formar a la población, para normalizar el duelo de una persona que ha perdido a alguien por suicidio. “Si alguien no conoce algo no puede reivindicar ni reclamar que se mejore. Es un tema difícil, es un tema duro, pero es un tema que hay que abordar”, finaliza Gabriel.

18:26 | “¿Por qué otras razones hay que hablar del suicidio?”, se pregunta Gabriel. Cuenta que las madres a las que entrevistaba le relataban que a la semana siguiente de suicidarse su hijo, vecinos, amigos, gente con la que de normal estaba continuamente se cambiaban de acera al verles. “La gente no sabe comportarse y muchos no van al tanatorio, cuando lo único que necesitan es un abrazo”, afirma Gabriel. De hecho, la asociación de supervivientes de Navarra lleva el mismo nombre: Besarkada/Abrazo. “Es una realidad que está ahí pero hay que hablar de ella con mucho respeto, responsabilidad y rigor. Tenemos que hablar de ella como periodistas, como comunicadores y como sociedad”, sentencia Gabriel.

18:22 | Otro aspecto que destaca Gabriel es que hay que informar sobre qué ocurre después de un suicidio. Dar voz a las personas que han perdido a un familiar puede ser un factor de protección muy importante. “Si ve el testimonio de un padre, de una madre de un hermano, de un hijo que ha perdido a alguien por suicidio y descubre el dolor que va a provocar su acción quizás dé un paso atrás”, concluye Gabriel. Pone como ejemplo el Mar de los Árboles, un bosque en Japón que es el segundo lugar del mundo con más suicidios después del Golden Gate. No hay cifras oficiales porque el gobierno japonés no las difunde para no provocar efecto contagio. En el año 2014, las autoridades colocaron un cartel con la siguiente inscripción: “La vida es una regalo de tus padres, piensa en ellos, en tus hijos y en tus hermanos”. Según estudios no oficiales, las cifras de suicidios han descendido un 10% en un año debido al cartel.

bosque de los suicidios.jpg
Cartel a la entrada del Mar de Árboles            Foto: Steve Boland (Flickr, CC BY-NC-SA)

Otro ejemplo está en Corea del Sur. El puente Mapo, en Seúl, es uno de los lugares donde más se quita la vida la gente. Llevaron a cabo una campaña publicitaria y lo que hicieron fue colocar unos sensores de movimiento que hacía que se encendieran unos carteles conforme una persona avanzara por el puente de noche. También colocaron una estatua de dos ancianos abrazados. En los seis siguientes meses, las cifras de suicidio descendieron entre un 40% y un 60% debido a esta campaña.

puente mapo.jpg
Carteles iluminados en el puente Mapo           Foto: f0rtytw0 (Flickr, CC BY-NC-SA)

18:19 | “¿De qué podemos hablar?”, pregunta Gabriel. Pone numerosos ejemplos: difundir las estadísticas con más ahínco, contextualizarlas o añadir testimonios de expertos. “Nos ceñimos al Día Mundial para la Prevención del Suicidio, ese día todos los medios publicamos algo relacionado con el tema y hasta el año que viene no lo volvemos a tocar”, dice Gabriel. Para él la clave está en ayudar a que la sociedad conozca esta realidad que permanece oculta y silenciada para eliminar el tabú. “La función de los medios es informar, formar y entretener. Tenemos que explorar mucho más la función de formar para hablar del suicidio”, afirma Gabriel. Explica que para escribir el libro ha hablado, sobre todo, con madres que han perdido a su hijo por suicidio y todas coinciden en que si hubieran sabido entonces lo que saben ahora habrían reaccionado. La gente no conoce esas señales de alarma, ni la forma de actuar y los medios tenemos una responsabilidad y un papel que jugar muy importante. Un medio se debe a la sociedad a la que está informando”.

18:17 | “Mi propuesta es que tenemos que hablar”, sentencia Gabriel, los familiares de personas que se han suicidado piden que lo hablemos, los expertos en salud mental piden a los medios de comunicación que lo hablemos, todos los que trabajan en la prevención piden a los medios que lo hablemos, pero que hablemos bien”, sentencia. Gabriel indica tres pautas muy importantes a la hora de cubrir un suicidio: informar con mucho rigor, responsabilidad y, sobre todo, muchos respeto. Por otra parte, señala que en estos últimos años se está hablando más del suicidio, sobre todo en Internet, pero la ciudadanía no conoce las cautelas que hay que adoptar a la hora de hablar de ello. “Los profesionales tenemos que dar un paso adelante y tenemos que hacerlo con rigor”, sentencia Gabriel.

18:15 | Gabriel establece tres motivos por los que un suicidio particular puede ser noticia: que sea un personaje famoso, que vaya ligado a una problemática social y los que provocan unas consecuencias públicas. En el primero de ellos pone como ejemplo el de Robin Williams en 2014. Añade que cuatro años después se publicó un estudio de la Universidad de Columbia en el que compara las cifras de los fallecidos por suicidio en Estados Unidos de junio a diciembre y concluye que los suicidios aumentaron un 10% a raíz del de Robin Williams. “¿Qué nos dicen estos estudios? Si los medios lo hacemos mal podemos provocar un efecto contagio. Por miedo a equivocarnos, lo que hemos hecho la mayoría de periodistas es no tocar el tema”, sostiene Gabriel.

18:12 | “¿Cómo no cometer errores al informar de un suicidio?”, pregunta Gabriel. Cuenta que en el año 2000, la Organización Mundial de la Salud estableció unas pautas para los medios de comunicación. Una de ellas, por ejemplo, es que si los medios difunden que un método ha sido efectivo se puede provocar un efecto contagio. Por otra parte, también alertaba que no se puede ligar el suicidio a una sola causa. “Si los medios simplificamos las causas, ¿qué mensaje estamos enviando?”, concluye Gabriel.

18:08 | “El suicidio es un tema que en los medios se ha silenciado de forma sistemática durante décadas. ¿De dónde viene este silencio?” El periodista explica que viene desde hace casi 250 años cuando se publicó la novela “Las desventuras del joven Werther”, escrita por Goethe. Este libro llevó a que muchas personas se quitaran la vida al igual que el personaje principal. 200 años después, un psicólogo estadounidense, David Phillips, elaboró un estudio con la siguiente conclusión: cada vez que el New York Times publicaba la noticia de un suicidio en portada los suicidios aumentaban durante el mes siguiente. “Si los medios de comunicación informamos mal acerca de un suicidio podemos provocar un efecto contagio. A raíz de este estudio todos los medios decidieron silenciar el suicidio, hemos ocultado esa realidad. Pero yo creo que hay que hablar, tenemos que hablar del suicidio”, afirma Gabriel.

18:04 | Gabriel González empieza la conferencia lanzando una pregunta al público: “¿Alguno ha visto la serie Por trece razones?” Muchos de los presentes en el aula levantan la mano y dos de ellos intervienen dando su opinión acerca de la serie. Por trece razones es una serie de Netflix basada en la novela de Jay Asher y adaptada por Brian Yorker. En trece capítulos narra los distintos motivos por los que una chica termina quitándose la vida. “Hablar bien es un factor de protección muy importante, y de eso más o menos va mi libro”, concluye Gabriel en la introducción de la conferencia.

18:02 | Comienza la presentación del libro “Hablemos del suicidio”. María Jiménez, profesora de la facultad, presenta brevemente a Gabriel González. El autor es periodista de sucesos y tribunales en el Diario de Navarra desde 1998. Está especializado en información judicial y es profesor asociado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra desde el año 2008. A partir de 2014 comenzó a formar parte de la Comisión para la Prevención de las Conductas Suicidas del Gobierno de Navarra.

17:00 | Buenas tardes, en una hora comenzará la retransmisión en directo de la presentación del libro “Hablemos del suicidio: pautas y reflexiones para abordar este tema en los medios”, escrito por Gabriel González, periodista del Diario de Navarra. El acto tendrá lugar en el Aula 2 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. No es la primera vez que presenta el libro, ya que el pasado 10 de septiembre, con ocasión del Día Mundial para la Prevención del Suicidio tuvo lugar un acto en el Edificio Amigos de la Universidad de Navarra en el que presentó el libro. En dicho acto participaron también Alfredo Martínez, director de Asistencia Sanitaria al Paciente y presidente de la Comisión para la Prevención de Conductas Suicidas del Gobierno de Navarra, y Elena Aísa, presidenta de la Asociación Besarkada/Abrazo, que participó en el acto contando su testimonio.

Un comentario

  1. Muchas gracias!!! Hay que comunicar y hacer consciente sobre el valor de la vida y la capacidad de sobreponerse al sufrimiento, evitando el suicidio. Me encantó el ejemplo del bosque de Japón.
    Saludos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s